mayo 22, 2024

Consejos y recomendaciones para copiar un mando a distancia

Un mando a distancia es un dispositivo electrónico que permite realizar una operación a distancia sobre cualquier dispositivo, por lo que disponen de una matriz de botones para ajustar los diferentes valores.

La mayoría de los mandos a distancia para aparatos electrodomésticos utilizan diodos de emisión cercana a infrarrojo que permite que el rayo de luz llegue hasta el dispositivo, esta luz es invisible al ojo humano pero transporta señales que pueden ser captadas por el aparato.

Composición de un mando a distancia de garaje

Los mandos a distancia están compuestos por los siguientes elementos:

  • Una carcasa.
  • Botonera
  • Una placa donde se encuentran los componentes electrónicos.
  • Una fuente de alimentación que generalmente dispone de dos baterías de 1,5 voltios.

Si necesitas un mando de garaje extra debes saber que puede comprar uno y configurarlo de acuerdo a tus requerimientos, llegando a ahorrar mucho dinero, afortunadamente en el mercado se encuentran mandos asequibles, pero es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para que funcionen adecuadamente.

Para invertir en un mando de garaje extra hay que tener en cuenta algunos puntos importantes, porque aunque suele ser sencillo no todos los mandos de garaje son iguales, por lo que es necesario saber la marca y el modelo del mando original.

En el caso de perder el mando a distancia y no tenemos repuestos es posible recabar información gracias al receptor que está fijado a la puerta de garaje y comprobar la compatibilidad de los equipos.

De igual forma, hay que comprobar la frecuencia a la que pertenece el mando para que no tenga ningún tipo de interfaz de otros mandos o aparatos electrónicos con control remoto, por lo general veremos que los mandos de garaje nos permiten seleccionar entre ambas frecuencias. En este punto y para seleccionar el mando veremos que existen dos opciones:

Mandos originales: que serán iguales al modelo o similar al mando original.

Copia de mando: es un mando genérico que sirve para una gran variedad de puertas de garaje que posiblemente no se parecerán al mando original pero que está fabricado para las funciones de un mando genérico.

En la mayoría de los casos las personas se irán por la segunda opción, pues son fáciles de programar y no requiere de máquinas específicas como es el caso del mando original, los mandos originales son manejados por profesionales de la cerrajería y son una gran solución aunque es un poco más costosa.

Consideraciones finales

La mayoría de los mandos originales deben programarse con equipos especializados y por cerrajeros profesionales, por lo que hay que programarlo mediante un método conocido como autoaprendizaje que consta de presentar al receptor de la puerta el nuevo mando.

Una de las ventajas de seleccionar cualquier tipo de mando es que ofrezcan una asistencia de instalación, algunas marcas ofrecen una asistencia telefónica para quienes no se manejan con asuntos de electrónica frecuentemente, así que tener a alguien del otro lado del teléfono que dé instrucciones en directo es un gran apoyo para los propietarios.